Ritual para renovar tu energía

Con los cambios de estación la naturaleza se abre a un nuevo ciclo a nivel energético. Nosotros somos parte de la naturaleza y el prepararnos para esa nueva energía nos ayuda a manifestar los cambios que deseamos.

En Feng Shui tenemos muy en cuenta los rituales porque en una forma mágica de influir sobre algo a través del pensamiento o de un acto simbólico. Por eso no sólo es importante hacer rituales en todo lo que se refiere a nuestro espacio, nuestra casa, también son importantes los rituales con nuestro cuerpo y nuestra propia energía.

Para que puedas abrir nuevos caminos en este cambio de estación y en los próximos te dejo este Ritual para renovar tu energía que te permite desbloquear, eliminar trabas y abrir tus caminos, en un determinado aspecto de tu vida (Amor, Trabajo, Suerte…), o en todas sus dimensiones. Además, me gustaría explicarte que los baños se llevan realizando por más de 3000 años, encontrando claras evidencias de que las antiguas tribus chamánicas aconsejaban a sus compañeros los baños medicinales para la suerte y la buena fortuna

Un ritual nos ayuda a centrar nuestra atención y energía para crear un resultado.

Para este ritual vas a necesitar: El laurel como elemento espiritual relacionado con el empleo y trabajo; la canela, que armoniza las relaciones sociales; y la miel, que ejerce un enorme poder como elemento relacionado con la abundancia material y espiritual, además de favorecer la dulzura en tus vínculos en el ámbito del amor.

Una vez comprendido el poder de cada uno de ellos, prepara los elementos que vas a necesitar para realizar el ritual:

• Tres hojas de Laurel. 

• Una pizca de Canela (ya sea molida o bien una rama). 

• Una cucharadita de Miel. 

• Un litro de agua mineral embotellada. 

• Una olla u otro recipiente donde poder calentar un litro de agua mineral embotellada. 

• Tres cucharadas de sal. 

• Una vela de color blanca o amarilla. 

• Tres cucharadas de sal. 

¡¡¡ATENCIÓN!!! - Ingrediente muy importante: Tu máxima ilusión, fe y sensibilidad a la hora de hacerlo. Cuando realices el baño para destrancar las trabas existentes en tu vida, debes de tener plena confianza en su resultado.


  • Pon a calentar a fuego muy lento el litro de agua mineral. Una vez comience el agua a hervir, añade en primer lugar las tres cucharadas de sal y remuévelas con una paleta de madera (que no sea metálica) dando tres vueltas completas en el sentido inverso al del reloj.


  • Una vez finalizadas las vueltas, añade los ingredientes de uno en uno, como te explico ahora mismo: 1. Primero introduce las 3 hojas de laurel. 2. Después añade la cucharadita de miel, puedes realizar tres vueltas con la cuchara hasta que quede en el agua la miel. 3. Ahora será el turno de la canela, que debes introducirla espolvoreándola, también, en el sentido inverso del reloj.


  • En este momento, cuando todos los ingredientes están en el agua y siguen a fuego lento la cocción, debes mantener tu mano derecha encima de la olla o caldero y pronunciar en alto la siguiente frase (manteniendo una distancia adecuada para no quemarte:

Yo (Nombre y Apellidos), invoco a las fuerzas espirituales de este mundo para que se despoje mi camino todo mal, negatividad, envidia, ira y trabajos realizados en mi contra. Que vuestra luz aleje de mi camino todo rastro de energía negativa. Y en el nombre del TODOPODEROSO, bendigo estas ofrendas para que se materialicen como elementos sagrado y curativo para mi cuerpo, alma y espíritu. Que así sea. Que así sea. Que así sea.


  • Una vez que has realizado la bendición de los elementos, debes dejar calentando al fuego durante un periodo no inferior a 4 minutos. Puede ser por ejemplo 5, 7 , o 9 minutos. Sea como sea, cronometra el tiempo para que sea un número impar y puedas retirarlo del fuego justo a tiempo. Una vez transcurrido el tiempo (5, 7 o 9 minutos), es el momento de dejar enfriar el agua, hasta que esté lo suficientemente templada como para no provocarte ninguna quemadura.

Y en este momento puedes continuar el ritual de dos formas diferentes: 

Continuando el Baño Abre Caminos en una BAÑERA:

En este caso, justo cuando dejes enfriando el agua, comenzarás a llenar la bañera con un agua templada, y ajustando la temperatura, iluminación y el ambiente a tu mayor gusto. Puedes incluso poner música relajante. Te recomiendo, por ejemplo, poner sonido ambiente con los auténticos sonidos de la Naturaleza. Enciende la vela de color blanca o amarillo, para dotar de mayor luz a tu ritual y déjala encendida justo al lado del baño, donde te asegures que no existe peligro alguno. Una vez esté el agua templada de los ingredientes del mágico baño, introduce el litro de agua dentro de la bañera. Y ahora te meterás al agua, introduciendo en primer lugar el pie derecho y luego el izquierdo. A partir de ahora debes relajarte, puedes quedarte dentro del agua el tiempo que creas necesario.  

¡puedes cerrar los ojos y dejar llevar tu intuición!

Así, al salir del baño podrías anotar aquellos pensamientos que has tenido y que, quizás, te dan pistas sobre qué te depara el futuro o sobre cómo deberías afrontar tu situación de vida actual. Una vez termines el baño, debes secarte con una toalla, sin arrastrar, es decir, debes secar tu piel y cuerpo a pequeños golpecitos. Después apagarás la vela y darás por terminado el baño abre caminos, manteniendo una actitud de gratitud, esperanza e ilusión. Y, por supuesto, aparecerá una amplia sonrisa en tu rostro.  

Continuando el Baño Abre Caminos con una DUCHA.

Este apartado está pensado, especialmente, para las personas que no disponen de bañera en su hogar. En este caso, debes en primer lugar dejar el agua enfriar lo suficientemente como para que, cuando vayas a lanzarla sobre ti, no produzcas quemadura alguna. Puedes necesitar incluso media hora o podrías, del mismo modo, pasar el agua de un recipiente a otro. Cuando tengas lista el agua, prepara el ambiente adecuado para la ducha espiritual que vas a realizar. Enciende la vela blanca o amarilla y puedes poner música relajante y reducir la iluminación para hacer el ambiente mucho más íntimo.   

Y comenzarás tu baño habitual. Eso sí, sintiendo una mayor conexión con tu cuerpo, percibiendo la energía latente de tu interior y permitiéndote el tiempo que creas necesario. Una vez finalices la ducha, derramarás sobre ti el agua con los ingredientes, desde la cabeza hasta los pies. Y no la aclararás de nuevo con el agua del grifo, sino que saldrás del baño.   

Es importante que la última agua que toque tu cuerpo sea, precisamente, el agua mineral, con los ingredientes bendecidos y aplicando la magia de este potente baño de despojo abre camino.

Así, ahora te secarás con una toalla, sin arrastrar, es decir, debes secar tu piel y cuerpo a pequeños golpecitos. Después apagarás la vela y darás por terminado el baño abre caminos, manteniendo una actitud de gratitud, esperanza e ilusión. Manteniendo, del mismo modo, una amplia sonrisa en tu rostro.

Antes de terminar me gustaría explicarte que si necesitas repetir el baño o cualquier otro ritual debes dejar entre una y otra acción al menos 7 días.

Así permites que la magia tenga su tiempo para actuar debidamente.