Tips para cuidar la energía de tu casa

Con el paso del tiempo vamos siendo más conscientes que el cuidado de nuestro cuerpo nos permite sentirnos confortables, flexibles e incluso gracias a ello nos adaptamos mejor a los cambios.

Si entendemos que nuestras casas son la extensión de nuestra energía, cuidarlas de la misma manera que lo hacemos con nuestro cuerpo nos aportará unos beneficios similares. Estos resultados los veremos materializados en los diferentes aspectos de nuestra vida incluso en nuestro propio cuerpo.

Cada uno aplicará sus parámetros y sus creencias adquiridas desde niño de cómo cuidar el espacio que habita, cómo debe ser la limpieza, los productos que usar o la frecuencia. Pero al igual que en otros campos en este también se verá enriquecido cuando incorporas nuevas prácticas y dejas entrar nuevos conceptos para aplicar en el cuidado de tu casa.

Aquí te dejamos algunos tips que puedes incorporar a esa rutina de cuidado para que puedas fortalecer la salud de tu casa:

1. MANTENER UN MIMO ESPECIAL A LA PUERTA PRINCIPAL DE LA VIVIENDA:

La entrada es el principal acceso de la energía dentro del espacio que habitamos por lo que es importante limpiarla con regularidad y no olvidarnos de ella. De la misma manera la entrada, recibidor o hall conviene que esté libre de obstáculos y que ahí no se acumulen objetos innecesarios. Mantener el orden en esta zona es importante para que la energía pueda fluir por el resto de la vivienda.

2. VENTILAR LOS ESPACIOS DIARIAMENTE.

Aprovechar la energía de primeras horas de la mañana hará que cargues de energía YANG, energía de acción y movimiento para todos los espacios. Es recomendable ir abriendo las ventanas de una en una de modo que no se genere una corriente fuerte de aire ya que esta energía podría ser agresiva.

3 . MOVER LOS MUEBLES CADA CIERTO TIEMPO.

La energía cuando no tiene movimiento se estanca siendo fuente de enfermedades tal y como pasa con el agua. En las esquinas y detrás de los muebles son los lugares donde más la energía se paraliza por lo que conviene mover y limpiar al menos en cada cambio de estación y principalmente al principio del año lunar que es cuando cambia la energía a nivel espacial.

4. DESCONECTAR LOS APARATOS ELECTRÓNICOS CUANDO NO SE ESTÁN UTILIZANDO.​

Si se mantienen enchufados a la red siguen generando una corriente energética que puede llegar a sobrecargar los ambientes. Esto es de mayor relevancia en los dormitorios puesto que nos puede afectar a la calidad de nuestro descanso.

5. LIMPIAR CON FRECUENCIA LOS APARATOS ELECTRÓNICOS CON UN TRAPO HUMEDECIDO CON AGUA.​

Estos aparatos desprenden iones positivos que precisamente son los que merman nuestra energía por eso al usar el agua para su limpieza hace que se desprendan esos iones que se mantienen en estos incluso después de haberlos utilizado. Aplicarlo en los aparatos de acceso a internet es doblemente importante y sobre todo tenerlos desenchufados cuando no se utilizan.

6. MANTENER LAS PUERTAS DE LOS BAÑOS CERRADAS EL MAYOR TIEMPO POSIBLE.​

En los baños se encuentran los conductos de evacuación por donde la energía se fuga hacia el exterior. Parar evitar que la energía tenga una vía de escape también es importante mantener la tapa de los inodoros bajada.

7. SUBIR LA VIBRACIÓN ENERGÉTICA DE LA VIVIENDA.

Utilizar la vibración del sonido en los distintos espacios de cualquier manera que se te ocurra: a través de tocar instrumentos musicales, con el uso de cuencos tibetanos, con música de alta vibración, con mantras…

Modificar tu estilo de vida será más fácil si el exterior vibra en la frecuencia del cambio y está disponible para apoyarte.


Entradas recientes