Cinco claves para una decoración consciente (II)

Iniciarse en el proceso de transformar una casa en un hogar que refleje tu interior es parte de tu evolución personal. Cambiar los patrones mentales también requiere un orden, una valoración y un desapego de todo lo que no es útil en este momento. Pero esto no es suficiente. Dedicar tiempo a tu limpieza personal y cuidar cada parte de tu cuerpo te ayuda a hacerte más consciente de ti mismo. Lo mismo ocurre con tu casa. Aquí te explico en qué consisten el resto de las cinco claves par favorecer la energía de tu casa:

4. LIMPIEZA:

En la sociedad moderna en la que vivimos solemos dejar poco tiempo para las tareas manuales de la casa, incluso contratando a alguien que lo haga por nosotros y olvidamos que nuestro ambiente refleja el estado de nuestra mente. Si dedicamos un espacio para la limpieza, cada uno en la medida de sus posibilidades, nuestra mente se concentra en el presente, en vivir el aquí y ahora. 
El ambiente que nos rodea está conectado con nosotros por eso es importante:


  • Ventilar abriendo las ventanas a diario para renovar la energía. Cuando hay ventanas enfrentadas que generen fuertes corrientes de aire  evitaremos abrirlas al mismo tiempo. Conviene que la energía que entre en nuestra casa sea sinuosa y tranquila.

  • Mover los muebles y objetos cada cierto tiempo especialmente los que se encuentran en las esquinas . La energía queda estancada en aquellas zonas donde se dificulta la circulación.

  • En diferentes culturas ancestrales se utilizaban plantas que a través de su combustión ayudaban a limpiar la energía de los ambientes. Hoy en día podemos valernos de inciensos, sahumerios, palo santo y aceites esenciales quemados en hornillo, que realizan la misma función.

  • Evitar que los residuos y la basura orgánica se acumulen generando malos olores.

  • Repartir las tareas de limpieza entre los miembros de la familia ayuda a valorar lo que los demás hacen por nosotros.

5. CUIDAR CADA ESPACIO:


El Feng Shui (ciencia oriental que estudia cómo nos afecta lo que nos rodea, tanto fuera como dentro de los espacios, y como influye en nuestro equilibrio, ayudándonos a mejorar nuestra calidad de vida) tiene en cuenta diferentes consideraciones referentes a cada espacio de la vivienda. Aquí tienes algunas de ellas:


  • La puerta de entrada: Es por donde entra el flujo principal de energía a la casa y por eso es importante que este en perfecto estado de conservación y limpieza. El orden en la zona de la entrada, con fácil accesibilidad y que esté despejada será primordial para la entrada de un flujo constante de energía en la vivienda.

  • El dormitorio: Es donde pasamos un gran numero de horas y el responsable de que tengamos un buen descanso. Por eso su decoración y su ambientación tiene que ser sumamente cuidada porque cómo descansemos influye en todas las áreas de nuestra vida, fundamentalmente en la salud. Si estas pensando en cambiar de casa podrás planificar mejor qué necesita tu dormitorio haciendo un estudio previo de la casa donde vivirás.

  • El baño: Requiere un trato especial porque se puede producir una fuga de energía por los desagües. Por ello se recomienda mantener el inodoro tapado y la puerta cerrada. Evitar las perdidas de agua en grifos y tuberías ya que puede afectar a nuestra economía. Donde están situados los baños en la casa, no solo puede afectar a nuestra economía, sino también a nuestra salud. Haciendo un estudio de la casa donde vives podrás conocer como en este momento esto pueda estar afectándote y que medidas puedes tomar para aminorar sus efectos.

Por último hay que tener en cuenta que en los tiempos en los que vivimos estamos rodeados de aparatos que generan campos electromagnéticos que afectan a nuestra salud. Por eso en casa hay que evitar colocarlos cerca de las zonas de reposo y mantenerlos apagados siempre que no se usen. Afortunadamente disponemos de diferentes herramientas para aminorar sus efectos.

Entradas recientes